El accidente ocurrió esta mañana en una de las curvas del camino bajo a Alsina. Emanuel, hermano del pasajero que viajaba en el vehículo esta mañana manifestó que “el remisero se empezó a quedar dormido y pasó lo que pasó porque se quedó dormido. Se fue para la banquina pegó un volantazo y perdió el control”.

Respecto al estado de salud de su hermano, Emanuel sostuvo que “se encuentra bien, con golpes fuertes en las rodillas y la espalda” producto de las vueltas que dio el auto. El joven debe guardar reposo por indicación médica, luego de recibir asistencia médica en el hospital local.