Un efectivo policial le dislocó el codo a un vecino

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest

El hecho sucedió el fin de semana cuando Mario de Césare se encontraba con su amigo y en inmediaciones de San Martín y Roque Saenz Peña una inspectora de tránsito les solicitó la documentación y llamó a policía.


Mario contó que el enojo de la empleada municipal vino cuando minutos antes se encontraba con su pareja y éstos pasaron gritándole cosas.

“Dijo que nos sacaban el auto porque no tenía la transferencia hecha, pero eso era porque el registro al automotor estaba cerrado. Ahora el automóvil está secuestrado”, dijo Mario.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest