El rodado estaba estacionado en una de las puertas de ingreso del club donde se disputaba el clásico de la ciudad ante Sportivo.

Sandra, la propietaria de la moto Brava Nevada color negra contó en #TuRadio que dejó su moto cerca de las 15:30 sobre la vereda de la cancha del Club Atlético Baradero en calle Bulnes y al salir el rodado no estaba.

“No tenía los espejos, un plástico del guardabarros encintado y la patente debajo del asiento de la moto” agregó Sandra.