El animal quedó atrapado en el depósito cloacal que tiene el faltante de la tapa protectora. Fue en Dollera al 3300. Ramón Nuñez, propietario del animal, dijo a #TuRadio que “este problema viene desde hace meses”.

Son al menos 11 las bocas de tormenta que no tienen tapa. “Algunas se las robaron y otras las rompieron”, dijo el vecino del barrio Las Campanillas.

“Tiene casi dos metros de profundidad. El sábado el perro salió y cuando lo busco lo encuentro muerto ahí”, añadió.

“Lo vengo a contar para alertar que hagan algo porque está frente a un jardín y hay que evitar una tragedia”, sostuvo.