Escándalo en el Torneo de Clubes 2020: Independencia-Ferroviarios terminó con corridas, piñas, patadas y dos sampedrinos hospitalizadas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest

Apenas el árbitro de Arrecifes Juan Mancini decretó el final con victoria de la I 3 a 2 en la reanudación del duelo de la quinta fecha de la zona C, se inició una batalla campal que empezó por una agresión física de un jugador del visitante a Elías Franco, uno de los más golpeados y quien fue trasladado en ambulancia al nosocomio Emilio Ruffa junto con el masajista Gustavo Quintero que recibió una brutal patada y permanece internado con un fuerte traumatismo en su tórax. En la cancha intervino la Policía que inició actuaciones en la Justicia y el colegiado realizó el correspondiente informe que analizará Federación Norte.

Lluvia, suspensión, remontada y batalla campal. Todo eso tuvo, en dos días diferentes, el duelo entre Independencia y Ferroviarios de Zárate por la quinta fecha de la zona C del Torneo de Clubes de Federación. Tras la suspensión del domingo después de 20 minutos por las intensas precipitaciones que cubrieron San Pedro, el duelo se reanudó el martes y la I lo ganó 3 a 2 a pesar de que empezó perdiendo por dos tantos. Cuando el árbitro arrecifeño Juan Mancini pitó el final, se desató una gresca generalizada entre ambos planteles que concluyó con dos sampedrinos en el Hospital Emilio Ruffa.

Según reconstruyó La Opinión desde el lugar de los hechos, el conflicto comenzó mientras los jugadores del Auriazul saludaban a sus hinchas y se estaban por marchar a su vestuario y un rival agredió físicamente al joven Elías Franco, motivo por el que se armó una batalla campal con corridas, piñas y patadas de las cuáles una de ellas, una voladora, fue sobre la humanidad de Gustavo “Guata” Quintero que estaba en el medio del campo de juego caminando hacia el túnel de salida y no participaba de la contienda. Incluso, el ataque quedó filmado en los segundos finales del video al que accedió este medio.

El masajista de 59 años quedó tendido en el suelo y fue asistido por una ambulancia del Same que lo trasladó al nosocomio local donde permanece internado con un fuerte traumatismo de tórax. Desde la institución deportiva informaron que está “estable” y tiene “al menos dos costillas fisuradas con posible compromiso de pulmón”. Con él también fue derivado Franco de 17 años que fue uno de los que más lesiones presentó, sobre todo en su rostro, pero los estudios que le realizaron fueron postivos y se descartaron males mayores.

Mientras tanto, hubo jugadores de ambos bandos que intentaron frenar la barbarie. Algunos simpatizantes de la I intentaron entrar al campo de juego pero no lo lograron y el problema se disipó cuando intervino la Policía con más efectivos de los asignados a proteger a la terna arbitral que llegaron como refuerzo.

La fuerza de seguridad inició las actuaciones correspondientes las cuales recayeron sobre la Fiscalía Nº 5 de Marcelo Manso e Independencia, representado por integrantes de su cuerpo técnico, radicó una denuncia en la comisaría en la que identificó al agresor de Quinteros como Carlos Pedrozo quien en el juego marcó uno de los tantos de su elenco.

También, se notificó al Juzgado de Paz y al titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APreViDe), Juan Manuel Lugones, para que intervenga en el hecho. Mancini, en tanto, realizó el correspondiente informe que elevó al Tribunal de Penas de Federación Norte el cual se encargará de analizar el escrito y aplicar las sanciones correspondientes. Según pudo saber La Opinión, Matías Aranda y Elías Franco fueron mencionados en la I junto a cinco jugadores de Ferroviarios que no fueron identificados.

La Opinión Semanario

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest