Caso de bullying en la Escuela Marcos Sastre: “Mi hijo no quiere ir más a la escuela”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest

Según información a la que accedió este medio dos estudiantes de sexto grado asistieron a la institución con un elemento porque estarían cansados de sufrir agresiones de un compañero y fueron suspendidos por los directivos.

Wanda es la madre de uno de los chicos suspendidos y habló en #TuRadio:

“Mi hijo viene desde hace años sufriendo bullying, ha salido incluso quebrado del establecimiento, con los ojos morados, golpes en los genitales. Mi hijo se defendió una sola vez y ahora es el malo de la película. Tengo audios de amenazas y todas las pruebas. Hace unos días lo interceptó a una cuadra del colegio una persona mayor y le dijo que lo iba a golpear.”

“Esto fue el día jueves y el viernes tenían una fiesta de fin de año, pero ellos fueron suspendidos. Sobre lo que se dijo, que llevaron un elemento para defenderse, es totalmente mentira, solamente tenía juguetes.”

“Fui a hablar a la escuela y me dijeron que mi hijo los provoca. Me llamaron del CIC para que hable con un psicólogo y él les va a contar todos los malos tratos que recibe de parte de los compañeros y de los directivos. Hay muchos padres que se quejaron por los insultos de los docentes, les dicen ‘pendejo de mier**, yo no vengo a renegar acá con vos’ o ‘nunca vas a llegar a nada en la vida’. Hasta de a 4 chicos lo han agarrado adentro del baño a mi hijo.”

“Se empecinaron con él porque nunca reacciona. Han llegado a hacerle cosas a su hermana que va a cuarto grado para que reaccione. A las 2 de la tarde les dije que iba a pasar y a las 5 me llamaron porque se había defendido. A los padres del otro chico no los conozco, jamás se presentaron a una reunión en la escuela. Yo quiero mostrarle a esa madre los mensajes que le manda por privado, para que vea cómo habla su hijo.”

“Mi hijo ya no quiere ir a la escuela y mi hija de cuarto tiene miedo. Él sabe que el secundario va a ser otra cosa, con otros directivos y que posiblemente al otro chico lo cambien de escuela.”

“Él está muy retraído. Le hacen un chiste y enseguida llora. No sale casi nunca de mi casa y tiene un sólo amigo.” 

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest